La importancia de manipular los alimentos correctamente

Aunque no salga en los telediarios ni aparezca en la primera página de los periódicos, cientos de personas enferman y mueren a causa de enfermedades transmitidas por los alimentos, y estos datos son solo de nuestro país.

Y muchos de los casos de enfermedades transmitidas por alimentos no se informan, ya que los síntomas se asemejan a los de la gripe.

Los microorganismos y gérmenes pueden contaminar los alimentos en todos los lugares, tanto en las cocinas de los hogares, como en restaurantes, tiendas de comestibles y plantas de fabricación y procesamiento de alimentos. Nadie está a salvo.

Pero lo más significativo de todo, es que las enfermedades transmitidas por los alimentos se pueden prevenir. La formación es la mejor manera de asegurarse de que la manipulación de los alimentos es segura.

Para ello, lo mejor es obtener el carnet de manipulador de alimentos mediante formación online, ya sea que quieras trabajar en un restaurante, una planta de procesamiento de alimentos, o simplemente quieras protegerte a ti y tu familia.

¿Qué es una enfermedad transmitida por alimentos?

Es una infección o irritación del tracto gastrointestinal causada por alimentos o bebidas que contienen bacterias, parásitos, virus o químicos dañinos. Hay más de 250 enfermedades conocidas transmitidas por los alimentos.

El 90% de todas las enfermedades son causadas por la Salmonella, Norovirus, Campylobacter, Toxoplasma, E. Coli, Listeria y Clostridium perfringens.

La mayoría de estas enfermedades transmitidas por los alimentos son agudas, lo que significa que ocurren repentinamente y duran poco tiempo, y la mayoría de las personas se recuperan por sí solas sin tratamiento.

Los síntomas comunes de las enfermedades transmitidas por los alimentos incluyen vómitos, diarrea, dolor abdominal, fiebre y escalofríos; ocasionalmente algunas pueden ser potencialmente mortales.

Cualquier persona puede contraer una enfermedad transmitida por alimentos. Sin embargo, algunas personas son más propensas, como los bebés y niños, las personas mayores, las mujeres embarazadas, y las personas con sistemas inmunológicos débiles.

Estos organismos pueden desarrollarse por diferentes causas, como un almacenamiento inadecuado de los alimentos, beber agua contaminada, mal refrigeración o poca cocción de carnes, aves y mariscos, ingerir productos lácteos no pasteurizados, o manipular los alimentos estando enfermo o sin tomar las debidas precauciones de higiene y limpieza.

¿Qué es el carnet de manipulador de alimentos?

Hay muchas formas en que los alimentos pueden contaminarse y causar enfermedades graves. Debido al peligro que representa la falta de conocimientos en la manipulación de alimentos, es obligatorio que cualquier trabajador que manipule, prepare, almacene o sirva alimentos al público, posea el carnet de manipulador de alimentos.

Este carnet es una formación acreditada en seguridad alimentaria, para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos, ya sea en su almacenamiento, cocinado, limpieza o preparación.

Dentro de la formación, se enseñará las prácticas necesarias prevenir este tipo de enfermedades, como por ejemplo:

  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón antes y después de manipular carne cruda, aves, pescado, mariscos, productos agrícolas o huevos, así como después de usar el baño, cambiar pañales o tocar animales.
  • Refrigerar o congelar rápidamente alimentos perecederos crudos y cocidos, a una temperatura de 4º C (o -17º C en el caso de congelarse).
  • Los alimentos congelados deben descongelarse en el frigorífico o en el microondas, seguidos de una cocción inmediata.
  • Utilizar un termómetro para carne para asegurarse de que los alimentos se cocinan a la temperatura interna adecuada.
  • Las frutas y verduras deben lavarse con agua justo antes de comer, cortar o cocinar.
  • La carne cruda de aves, pescados, mariscos, y sus jugos, deben mantenerse alejados de otros alimentos.
  • Los utensilios y las superficies deben lavarse con agua caliente y jabón antes y después de usarlos para preparar alimentos.

¿Quién necesita tener un carnet de manipulador de alimentos?

Cualquier empleado remunerado en un establecimiento alimentario o en un establecimiento alimentario móvil (camiones de catering, de frutas y hortalizas, etc.) que participe en la preparación, almacenamiento o servicio de alimentos.

Pero aunque no lo necesites obligatoriamente, el carnet de manipulador de alimentos podría salvarte la vida, y la de tu familia. No se trata sólo de prácticas seguras en el trabajo. Puedes utilizar las habilidades de manejo de alimentos del curso, en tu propia casa, previniendo las enfermedades para tu familia y amigos.

Detalles como lavarse bien las manos, lavar bien los alimentos, almacenarlos a la temperatura correcta, cocinarlos a la temperatura segura, y evitar la contaminación cruzada pueden prevenir un mal mayor.

¿Cómo obtener un carnet de manipulación de alimentos?

Es la pregunta más importante que tú, como operador o manipulador de alimentos, debes hacerte si todavía no lo tienes.

Actualmente, el carnet ha sido reemplazado por un certificado de manipulador de alimentos que puede obtenerse asistiendo a cursos de formación presenciales o realizando el curso online. Los dos tienen la misma validez a nivel legal.

El Internet hay muchas empresas de formación que lo ofertan, y su precio varía según la empresa, de los 30 a los 100 euros.

¿Ya tienes el certificado de manipulador de alimentos? Debes saber que esta acreditación tiene un periodo de validez de 4 años, a partir de la fecha de emisión.

Los manipuladores de alimentos deben volver a renovar el certificado al vencimiento de la fecha, para que el certificado sea válido.